“Grafreelance” por elección. 15 años después.

Nydia, more or less 15 years ago.

But we were all young once. It passes, like innocence and a sense of fair play. The only thing left in the end is a good instinct for survival. -Laurel K. Hamilton, Circus of the Damned.

Es una visión muy clara, lo recuerdo muy bien, era Noviembre de 1999 había llegado el momento. En ese entonces tenía ya algunos clientes y empezaba a sentir la necesidad de hacer más. En el empleo que tenía no sería posible avanzar, había llegado al máximo del crecimiento, así que hablé con mi papá, que no solo apoyó mi decisión si no que también me prestó dinero para comprar una computadora nueva y me dejó usar una habitación de la casa para poder trabajar, hablé con mi jefe, acordamos que dejaría mi empleo un mes después, el tiempo de encontrar un substituto. Y fue ahí que me lancé, hace 15 años un primero de Enero del año 2000, finalmente era oficial, yo era un freelance.

Al principio, y como en todo este tiempo, he trabajado siempre junto a otras personas, en aquel lejano año 2000, se lanzó conmigo Gaby, primero con “zitric” y luego “zitric diseño”; nuestro crecimiento fue importante al grado de requerir una colaboradora administrativa casi inmediatamente, Claudia, que no se limitaba a responder el teléfono o a archivar, llegó a ser un gran apoyo en todos los sentidos. Poco tiempo después Gaby tomando una decisión personal eligió otro camino. Después fueron Mónica y luego Eduardo a colaborar con zitric diseño y con quienes por razones fuera de nuestro control fue necesario separarnos.

Es en ese momento por una necesidad de cambio y visto el auge del web, nace zitricbox (el inBOX de ZITRIC) un contenedor de todo lo que produciríamos y recibiríamos a partir de ese momento, un sitio web que posteriormente daría el nombre a nuestro colectivo. Ya como zitricbox estuvo siempre presente Laura que me apoyó y apoya con sus conocimientos como WebDesigner y no sólo en el trabajo, es también una gran amiga (desde 1992) y Sandra, con quien colaboro aún ahora y desde por ahí del 2004 y amigas desde 1996. En fin, sola pero siempre muy bien acompañada.

He tenido altas y bajas, he tenido que empezar de cero más de una vez, por decisiones personales o por factores externos. He combinado trabajo fijo, docencia y trabajo independiente, recibiendo siempre ayuda de mi papá, mi hermano y ahora mi esposo, evitando así tener que abandonar -en momentos críticos- completamente, lo que ahora se que es mi mejor y único modo de trabajar, el trabajo independiente (o freelance).

Y es por esto que decidí compartir este recuerdo, porque he analizado estos años y llegué a la conclusión que me gusta este modo de trabajo y de vida y que mantener mis ideas me ha llevado a vivir grandes experiencias, buenas o malas y porque colaborar y compartir el trabajo es siempre un aprendizaje, estas son algunas de las reflexiones y conclusiones a las que he llegado al cumplimiento de estos 15 años:

  • Ningún trabajo creativo tiene una sola interpretación o un solo punto de vista, para corregir los errores es importante compartir, confrontar opiniones y puntos de vista. Trabajando solo no se obtendrá nunca el mejor resultado.
  • De la mano del de aquí arriba, acepta las críticas, es el único modo de conocer tus errores y corregirlos.
  • Se paciente para llegar al resultado: la paciencia para escuchar con atención, la paciencia para analizar, la paciencia para ejecutar. No es cuestión de tiempo, es cuestión de procesos completos y terminados en manera óptima.
  • Dedícale tiempo a tu imagen y a la auto promoción es el mejor modo de presentarte a tus potenciales clientes, si no predicas con el ejemplo ¿Qué les espera a ellos?
  • Actualízate, estudia y mantente al día. Autodidacta o no, es siempre importante poder ofrecer la experiencia que dan los años de trabajo, pero también el conocimiento de técnicas y tendencias actuales.
  • Se modesto, no importa cuantos años lleves trabajando, siempre hay algo nuevo que aprender y siempre hay alguien que sabe más que tu.
  • Cobra lo justo cumpliendo en tiempo, es el único modo de respetar a tu cliente y de dar valor a tu trabajo.
  • Trabaja por dinero, y diseña por gusto*, yo por fortuna trabajo diseñando.
  • Haz presupuestos bien detallados, haz contratos claros y precisos, pide anticipo y entrega a tiempo, son reglas que no hay que olvidar.
  • Si sabes lo que haces, demuéstralo, si no sabes hacerlo, se honesto.
  • Apóyate en expertos, siempre será más redituable que tratar de hacer todo solo en la ignorancia.
  • Aprende a trabajar a distancia es una habilidad, ésto te permitirá tener clientes que se fían de ti aunque no te encuentres en el mismo lugar. Para un freelance, esto es oro puro.
  • Se perseverante, si estás convencido que el trabajo independiente – es tu futuro.
  • Asesórate, pide ayuda y comparte tus conocimientos.

Es muy probable que ahora tenga los mismos años de experiencia que mis maestros tenían cuando terminé la Universidad y me titulé pero no me siento ni a la mitad de experiencia que yo veía en ellos (o al menos esa era la impresión que yo tenía). Es muy probable que nunca seré una admiradora de mi misma porque soy perfeccionista, pero todos los días trato de superarme, quizá un día logre convertirme en mi propia fan.

Nos vemos en 15 años.

* Work for money, design for love